viernes, 19 de septiembre de 2008

El mundo como voluntad y representación

La mirada del hombre en quien palpita y se desarrolla el genio es intensa y firme a la vez y le distingue con el sello de la contemplación, como puede observarse en los retratos de los pocos hombres de genio que la naturaleza ha producido entre tantos millones de seres insignificantes.

No hay comentarios:

 
Clicky Web Analytics